¿VENDERÍAS TU ALMA AL DIABLO?

Tarot-Hadas-Amantes-Diablo

Entre finales de octubre y principios de noviembre pasamos unos mágicos días platicando con los muertos, conviviendo con monstros, fantasmas, brujas, catrinas y toda clase de seres extraños que podamos imaginar. Tenemos la celebración del Halloween que proviene de la palabra “All Hallowos Eve” que significa Noche de todos los santos y seguido de La tradición del día de muertos. Muchos mexicanos no aceptan esta influencia norteamericana que en realidad es europea, ya que se insiste en prevalecer nuestras tradiciones del día de muertos y la calaverita, que sí son parte de nuestra riqueza cultural, enriquecedora e interesante. Son dos festejos que se pueden celebrar sin tener que pelearlos uno el 31 de octubre y otra el 2 de noviembre. Aunque se relacionan con el tema central de la muerte, cada uno tiene lo suyo y su historia ancestral. Que tiene que la fiesta dure tres días siempre y cuando no nos volvamos locos y víctimas del consumismo.

En estos días la festividad se presta para desatar la imaginación en torno a la muerte. La tememos tanto que la respetamos como lo hizo el célebre personaje de B. Traven; Macario quien negoció con ella a cambio de compartirle un poco del pavo que su pobre esposa con tanto sacrificio le regaló, para que lo disfrutará él solo, y sin embargo antes que con sus hijos, el diablo y el propio dios, lo compartió con la muerte, sabiendo que la negociación era de su conveniencia.

Quisiéramos desesperadamente comprar si fuera posible, a consta de la propia alma, la eternidad o seriamos capaces de vender nuestra alma al diablo por  volver a ver a un ser querido que ya se nos fue. Queremos saber que nos depara el más allá.  Buscamos comunicarnos con los muertos, en estos días ellos hablan con nosotros, hay que llevarles flores, comida y hasta las cosas que les gustaban en vida, tal vez todo sea la pura impotencia ante este misterio, y armamos este fiestón tremendo, el segundo más importante del año, después de la navidad. Nos vestimos de muerte y nos reímos de ella, pero más de nervios por la ansiedad que nos provoca, pues se involucra en  nuestras peores pesadillas.

 

Ante la impotencia de sabernos un instante y que la vida es una quimera;  nos imaginamos la muerte. Sin embargo:

Yo no sé nada, Tú no sabes nada

Él no sabe nada, Ella no sabe nada

Ellos no saben nada, Ellas no saben nada

Usted no sabe nada, Ustedes no saben nada

Nosotros no sabemos nada

La desorientación me orilla a  desperdiciar la vida o a conseguir algunas victorias a encadenarnos, aunque estas ataduras nos cuesten la muerte de la que nadie ha regresado a conciencia a platicarnos cómo le fue.

Aquí por lo pronto me quedo preparándome para una muerte consciente. Libre de  apegos materiales, emocionales y hasta religiosos. Dispuesta a programar una nueva vida, a cambio de venderle el alma al diablo.

El cómo vivamos nuestras creencias es más importante que las propias creencias, busquemos la manera de trabajar con el poder creativo de nuestras palabras y pensamientos, de nuestra fuerza interior a la hora de crear realidades y experiencias. Cada día debemos ser más conscientes de lo que sentimos, de lo que decimos, imaginamos y de lo que pensamos ante cualquier situación.

 

Anuncios

Un comentario sobre “¿VENDERÍAS TU ALMA AL DIABLO?

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: